El lunes a la noche estaba re caliente conmigo, y pensaba: "me estoy yendo por las ramas, desenfocándome, distrayéndome, quedándome, nublándome, achanchándome. Me revienta pretender que mañana él consiga más plata para comer, yo no soy así!!!! Me doy una oportunidad más. Necesito trabajar, por mí, por él, por los dos. Una vez más tengo que intentarlo, siempre puedo volver a intentarlo mientras me quede vida. Digo, sé que esto no es de vida o muerte, pero quiero decir que esto es lo que elegí para mí, esta es la vida que elegí, y que todavía la tengo, no la perdí, que todavía sigo en el juego, así que VOY A SEGUIR JUGANDO." Y me dormí... Y soñé con los benditos escombros y escaleras rotas (ya voy a contar qué significan para mí esos sueños)
Al otro día al mediodía me llamaron de mi nueva chamba.
2 Responses
  1. Me hacés llorar :') de alegría :) A veces siento igual, que no quiero seguir, y que estoy jugando a algo, y a veces quiero gritar ¡Paren el tren que me quiero bajar!! A veces es tan complicado abandonar el juego como seguir jugando. Es la belleza de la voluntad y la esperanza que te hacen seguir jugando. Me inspiras vos. Me muero por saber ya ya ya qué es eso de los escombros y escaleras rotas. Otra, otra, otra!!


  2. Y me gusta el título, tan convincente, y tan humilde, jajaja!!


Publicar un comentario

La suerte viene con la voluntad, creo...

| |

El lunes a la noche estaba re caliente conmigo, y pensaba: "me estoy yendo por las ramas, desenfocándome, distrayéndome, quedándome, nublándome, achanchándome. Me revienta pretender que mañana él consiga más plata para comer, yo no soy así!!!! Me doy una oportunidad más. Necesito trabajar, por mí, por él, por los dos. Una vez más tengo que intentarlo, siempre puedo volver a intentarlo mientras me quede vida. Digo, sé que esto no es de vida o muerte, pero quiero decir que esto es lo que elegí para mí, esta es la vida que elegí, y que todavía la tengo, no la perdí, que todavía sigo en el juego, así que VOY A SEGUIR JUGANDO." Y me dormí... Y soñé con los benditos escombros y escaleras rotas (ya voy a contar qué significan para mí esos sueños)

Al otro día al mediodía me llamaron de mi nueva chamba.

2 comentarios:

Beatriz Vilche dijo...

Me hacés llorar :') de alegría :) A veces siento igual, que no quiero seguir, y que estoy jugando a algo, y a veces quiero gritar ¡Paren el tren que me quiero bajar!! A veces es tan complicado abandonar el juego como seguir jugando. Es la belleza de la voluntad y la esperanza que te hacen seguir jugando. Me inspiras vos. Me muero por saber ya ya ya qué es eso de los escombros y escaleras rotas. Otra, otra, otra!!

Beatriz Vilche dijo...

Y me gusta el título, tan convincente, y tan humilde, jajaja!!

Publicar un comentario